Home Quiénes somos Nuestra historia
PDF Print E-mail

Fechas destacadas

1952

Everett Swanson pone en marcha su ministerio internacional.

1963

Everett cambia el nombre de su ministerio por el de Compassion International. Se funda Compassion Canadá.

1975

TEAR Fund G.B. se afilia a Compassion.

1977

Se funda Compassion Australia en Newcastle.

1986

TEAR Fund Nueva Zelanda se une a Compassion para el apadrinamiento de niños.

1990

SEL Francia se une a Compassion para el apadrinamiento de niños.

1996

Se funda Compassion Holanda.

1999

Se funda Compassion G.B.

2001

Se funda Compassion Italia

2003

Compassion Corea, anteriormente receptora de fondos, pasa a ser un país asociado.

2007

Más de 850.000 niños son apadrinados por Compassion en todo el mundo. El Presidente de Compassion International Dr. Wesley K. Stafford celebra sus treinta años de servicio.

Se funda Compassion Alemania.

2008

Compassion Internacional registra al niño 1.000.000.

2009

Compassion International celebra el apadrinamiento del niño 1.000.000. Desde 1952, Compassion ha llevado el Evangelio a más de 2.000.000 niños de todo el mundo.

Compassion Internacional

 

En 1952, el pastor evangélico Everett Swanson fundó Compassion tras comprobar la situación apremiante en la que vivían los huérfanos de Corea del sur. En el transcurso de más de cincuenta años, el programa de Swanson se ha convertido en lo que es hoy Compassion Internacional, una organización cristocéntrica, enfocada en los niños y basada en la iglesia.


Compassion Internacional ayuda actualmente a más de 1.000.000 niños en más de 25 países en desarrollo en todo el mundo.


Ésta es nuestra historia


Nada había preparado al pastor evangélico americano Everett Swanson para las impresionantes escenas que tuvo que observar durante la época que vivió en Corea del sur en 1952. Recorrió las calles de Seúl rodeado por el caos y la destrucción. Vio a niños sin hogar vestidos con harapos, durmiendo en portales para evitar el frío y mendigando entre los escombros y la destrucción provocados por la Guerra de Corea. La compasión embargó el corazón del pastor Swanson.


En uno de sus paseos matutinos, Everett descubrió que estaban cargando camiones de la basura con pilas de lo que parecían harapos. Tras una inspección más detenida, quedó horrorizado cuando descubrió que los trapos eran, en realidad, cuerpos de niños que habían muerto a la intemperie durante la noche. La visión de tal miseria sin fin podría haber derrumbado a un hombre con menos fe, pero el pastor Swanson confió en Dios. Con el corazón estremecido por lo que había visto, la voz tranquila pero inconfundible de Dios le empujó a ponerse en acción.


De regreso a casa, Everett habló con un amigo misionero que le animó a que hiciera algo para salvar a los niños de una muerte como ésa. Organizó una red de cristianos preocupados por los huérfanos indigentes coreanos, que deseaban proporcionarles escolarización, ropa y alimentos, así como solventar otras necesidades. En 1952, tomando como base su hogar en Chicago, fundó la Asociación Evangélica Everett Swanson (ESEA) para coordinar un esfuerzo sin precedentes destinado a aliviar el sufrimiento de los niños.


Pronto, ESEA comenzó a trabajar con leprosos, niños mendigos, viudas, madres solteras, sordos y ciegos. Los padrinos enviaban dinero y ropa de abrigo, vitaminas y otros artículos. Daban su apoyo tanto a los niños necesitados de Corea que eran creyentes evangélicos como a los que no lo eran. Swanson regresó a Corea en docenas de ocasiones y consiguió la ayuda de orfanatos cristianos deseosos de cuidar a los huérfanos. En un plazo de diez años, se atendió a 10.000 niños coreanos.


La necesidad de un apoyo constante para los niños llevó a Everett a crear un programa de apadrinamiento individual en el que personas de EE. UU. podían proporcionar instrucción cristiana, alimentos, ropa, casa y asistencia médica por unos pocos dólares al mes. El nombre de Compassion procede de la lectura por parte de Everett de Mateo 15:32, un versículo que llevó durante estos años en su corazón:

«Entonces Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: .“Siento compasión de esa gente, porque ya hace tres días que están aquí conmigo y no tienen nada que comer. No quiero enviarlos en ayunas a sus casas, no sea que desfallezcan por el camino” » Mateo 15:32.

 
Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información aquí
Acepto los cookies: Acepto

Informativa EU Cookie