Home Testimonial Alex Sampedro
PDF Print E-mail

ALEX SAMPEDRO



"Desde el primer momento me sorprendí al conocer todo lo que Compassion está haciendo alrededor del mundo y como está siendo una luz en tantos lugares. El privilegio de formar parte de un proyecto así ha sido un regalo del Cielo".

 

Biografía

 

Empezó de muy joven a pisar los escenarios de España. Mientras estudiaba violín en el conservatorio, aprendía música moderna en las academias y se implicaba en todas las actividades de su iglesia, además de componer canciones acerca de su vida y de sus convicciones.
En 2007 decidió emprender su carrera musical como compositor y como resultado salió su primer cd titulado "Oxigéname". Junto a su banda ha viajado por Europa y Latinoamérica con la visión de aportar a la iglesia un mensaje real y que trascienda en la gente de nuestra sociedad.
Así, en 2009, su segundo proyecto "La vida es gratis" sale a la luz con unas letras frescas, espirituales y comprensibles para las personas de nuestro tiempo.
 

A punto de editar este segundo álbum conoce a Compassion y decide apoyar de lleno sus iniciativas. "Era la pieza que nos faltaba, siempre hemos dicho que queremos hacer algo más que música y Compassion nos dio un sentido más para nuestros conciertos. Poder ayudar desde aquí a niños que están tan lejos a través de nuestra música es un milagro".

 

 

Testimonio

"Compassion es las manos de la iglesia: es real. Siempre he pensado que debemos hacer algo más que 'asistir' a una iglesia, una cosa que sabemos todos pero a veces difícil de poner en práctica.
Desde el primer momento me sorprendí al conocer todo lo que Compassion está haciendo alrededor del mundo y como está siendo una luz en tantos lugares. El privilegio de formar parte de un proyecto así ha sido un regalo del Cielo.
Con el tiempo, decidimos titular uno de nuestros temas 'Compasión': es uno de mis temas favoritos… quiere trasmitir un clamor a la sociedad para que de alguna manera… reaccione.
Apadrinar un niño es una aventura y una responsabilidad muy grande; para mí es un reto y una expresión de lo que Dios hace en mi vida cada día. No sé si algún día tendré la posibilidad de conocer a Ezekiel, el niño que hemos apadrinado en Tanzania , pero por mi parte espero serle de ayuda en la distancia y darle todo el cariño que sea posible y… por lo que veo en su foto, el día que le visite… le enseñaré a atarse los cordones y le daré un abrazo".


facebook.com/alexsampedrooficial

 
Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información aquí
Acepto los cookies: Acepto

Informativa EU Cookie